Parenting Now!

10 maneras para ayudar a tu peque a entender la diferencia entre, “bullied” o acosado, “bully” o acosador y ser espectador

Todos hemos visto a peques arrebatando juguetes de las manos de otros o gritando que no quieren sentarse al lado de un niño en particular. Cuando actúan de esta manera, a menudo están expresando frustración, enojo u otras emociones con las cuales están batallando.

Cuando tu peque empiece el preescolar o el kindergarten, seguramente actuará de vez en cuando con frustración y verá a sus compañeritos reaccionando de esta manera también, especialmente si no tiene mucha experiencia socializando en grupo.

Es importante hacer una distinción entre las acciones que pasan de vez en cuando por mera frustración y las acciones que tienen que ver con la intimidación, la cual incluso hasta los más peques pueden experimentar.

Definiendo la intimidación o el “bullying”

Los peques de menor edad están todavía poniendo a prueba ciertos comportamientos, tratando de averiguar lo que es aceptable y observando la manera en que reaccionan los adultos. Hay una diferencia entre lo que pasa una sola vez, o bien, los comportamientos negativos ocasionales, y la intimidación.

Un comportamiento “Bullying” es:

Los peques de menor edad también pueden participar en la intimidación o bullying de manera física o verbal, ya sea con insultos o gritos. También pueden intimidar a otro peque, excluyéndole, haciendo que otros conspiren en su contra o con acciones sutiles, como el esconderle el almuerzo.

Los peques menores también son por lo regular muy sensibles en cuanto a la forma en que los adultos y los compañeros reaccionan a su comportamiento. El intervenir en la intimidación o el bullying a una edad temprana puede ser muy eficaz para prevenir la intimidación en el futuro.

Entendiendo el ser “bullied”, ser “bully” o ser espectador

Los niños que son intimidados, los que hacen el bullying y los que son espectadores pueden beneficiarse de una orientación clara de parte de los adultos.

Lo que pueden hacer los padres

Las relaciones saludables y positivas comienzan el día de hoy

El bullying puede afectar hasta a los peques más pequeños. Habla directa y abiertamente con tus peques sobre el bullying. Ayúdales a aprender habilidades preventivas como la relajación y a responder ignorando. Dales mucho apoyo cuando actúen con amabilidad y generosidad. Aprenderán no solamente sobre la intimidación, sino también irán camino hacia las relaciones saludables y positivas durante su infancia y el resto de su vida.